El Balón Gástrico es un dispositivo que se coloca por vía endoscópica al interior del estómago y se infla con entre 400-700cc de suero, ocupando aproximadamente un tercio de la capacidad de este órgano.
Esto genera una disminución en la sensación de apetito y principalmente saciedad con menores cantidades de comida, con lo que restringe el aporte de alimentos y se logran bajas de peso de entre 10 a 15 kg. en 6 meses.
Con el Balón Gástrico, como en todo “proceso bariátrico”, es fundamental generar un cambio de estilo de vida en cuanto al hábito alimentario y a la actividad física, ya que éste debe ser retirado entre el 6º y 8º mes, y el paciente debe seguir con sus nuevos hábitos saludables ya que de lo contrario se puede recuperar el peso perdido.
Es una buena alternativa para personas con obesidad leve, ya que es minimamente invasivo y tiene una tasa de complicaciones muy bajas.