La obesidad y el sobrepeso se han posicionado como el estado nutricional predominante en nuestra sociedad. No nos damos cuenta, pero ¡el 66% de los adultos en Chile tiene sobrepeso u obesidad!

El problema tiene que ver con la evolución del hombre… El Homo sapiens (el hombre actual) era hasta hace poco tiempo un nómade, que debía recorrer grandes distancias para encontrar alimentos, que en general eran escasos y con bajo valor nutricional, por lo que necesitaba un tubo digestivo altamente eficiente, que fuera capaz de sacar todos y cada uno los nutrientes de los alimentos que conseguía.

Hoy en día, desde la cama, por teléfono, se puede pedir una pizza y en 30 minutos se obtienen miles de calorías para un tubo digestivo ávido de sacar cada uno de sus nutrientes y transformarlos en grasa.

Además el 90% de los adultos chilenos son sedentarios, lo que explica sobradamente por qué la mayoría de la población tiene un peso muy superior al que debiera.

Una vez que la Obesidad se instala, tratarla con dietas y ejercicio es muy difícil, y lo que vemos (y hay estudios que lo demuestran) es que a pesar de tratamientos bien llevados, la disminución de peso es lograda por muy pocos.

Por eso el auge de la Cirugía Bariátrica, que logra a través de una intervención quirúrgica modificar el tubo digestivo, restringiéndolo y quitándole eficiencia, con lo que se consigue en promedio una pérdida del 70% del exceso peso y mejorar las enfermedades asociadas a la obesidad con una probabilidad de entre 70 a 90%.

A pesar de lo espectacular de los resultados de la operación, estos no se dan solos, y lo más importante es entender que la cirugía NO es la solución definitiva de la Obesidad. La solución definitiva es el CAMBIO DE ESTILO DE VIDA.

La Cirugía Bariátrica es un instrumento dentro del proceso de cambio de estilo de vida, que facilita enormemente el cambio de hábito alimentario, permitiendo a las personas tener saciedad con pequeñas cantidades de alimentos y así disminuir su aporte calórico, y de esa manera bajar de peso, sin embargo esto sólo corrige uno de los problemas evolutivos planteados inicialmente, pero debemos corregirlos todos.

Quienes han sido operados y quienes quieren ser sometidos a este tipo de cirugías deben estar preparados para retomar el estilo de vida de nuestros antepasados, y volver a ser nómades (aunque de gimnasio) y volver a comer lo que sale del suelo y los árboles.